Huir no siempre es de cobardes.

(1 Timoteo 6:11). Tenemos la idea preconcebida de que todo aquel que huye es siempre un cobarde, mas la verdad es que muchas veces es sabio hacer el toque de retirada. En el deporte y en la guerra, por ejemplo, retirarse para reagruparse y planear una mejor estrategia de ataque podría cambiar una…

¡Ah no! Así no, Amnón, así no.

(2 Samuel 13:1-15). Cuán fácilmente un chico joven y soltero puede confundir pasión con amor, deseo con dulzura, aventura con ternura y ebullición hormonal con anhelos de hogar. Eso le pasó a un muchacho de una familia muy acaudalada, famosa y poderosa. Él se llamaba Amnón, era hijo del rey David, y según…

Sé sabio, toma buenas decisiones, piensa bien.

(Proverbios 3:13, 21). Cuando el nuevo gerente de la empresa salía de la oficina le preguntó al antiguo, quien recogía algunos objetos personales de su escritorio rumbo a un merecido retiro: –         Dime una cosa, ¿cómo pudiste sacar esta empresa adelante cuando contabas con tan poco capital en sus inicios? –         Dos palabras: sabias decisiones.…

Dale al que tiene y quítale al que no tiene.

(Mateo 25:28-29). Fue Jesús el que enseñó que al que tiene hay que darle para que tenga más y en cambio al que no tiene, lo poco que le queda, hay que quitárselo, y dárselo al que ya tiene bastante. Lo anterior suena injusto, calamitoso, es una locura. ¿Cómo es posible que en…

Dios mira más allá de lo que ven nuestros ojos.

(Efesios 3:20).  Para un niño resulta incomprensible que cuando ya puede armar un rompecabezas de 10 piezas su maestra le pone sobre la mesa uno de 20. En su mente infantil ella es una malvada que no le permite disfrutar del placer de verse a sí mismo como un campeón. Mas en la…

¡Qué mi Dios se lo pague!

(Lucas 14:12-14). Nuestro buen sentido del humor ha dejado ciertas expresiones populares como estampillas jocosas en lo que respecta a pagar por un servicio recibido, como cuando el camarero trae la cuenta y el comensal satisfecho mira el cobro, se frota la panza y dice: “estoy tan agradecido que no tengo cómo pagarle”. O…

Decisiones por convicciones, no por emociones.

(Proverbios 16:3, 25) Permanentemente estamos tomando decisiones en la vida, algunas acertadas y otras no. Pero invariablemente debemos comernos los frutos de las mismas, nos gusten o no. Aún las personas indecisas hacen decisiones, sin que se den cuenta, porque no decidir ya es una manera de decidir. ¿Cómo tomar sabias decisiones? Esa…

Ora a toda hora, cuando tengas ganas y cuando no tengas.

 (Mateo 26:41; Lucas 22:46, 1 Tesalonicenses 5:17). Por favor, ten muy presente que el siguiente párrafo que vas a encontrar en bastardilla y entrecomillado, no es verdad, es una gran mentira disfrazada de verdad. Y como sé que muchas veces nos distraemos y pasamos muy a prisa por encima de algo sin analizarlo…