Saltar al contenido principal

En el supermercado un resucitado es el recomendado.

(1 Corintios 15:12-22)Mientras doña Isabel hacía sus compras el viejo y malhumorado Esteban, quien atendía la sección de frutas y verduras, la desafió delante de las señoras, a que le dijera por lo menos tres motivos por los cuales la resurrección de Cristo debería significar algo para él, ya que según su criterio ese evento no era relevante hoy en día.

Dios te pide unidad, no uniformidad.

(Juan 17:20-23).¡Qué gran artista es nuestro Dios! ¡Cuán increíble es como creador! ¡El universo que Él ha hecho no tiene nada de monótono! ¡Jesucristo, el Supremo artífice, no es nada aburrido, ni ha hecho las cosas repetidas, ni en serie, ni en blanco y negro!

Aprende a vivir reflexionando sobre el morir.

(Eclesiastés 7:2).Juan había llevado el sábado anterior a todos los adolescentes de su grupo a un paseo un poco extraño, pero el cual siempre resultaba muy enriquecedor, motivo por el que los padres autorizaban la excursión sin que sus hijos sospecharan a dónde iban y de qué se trataba la salida.

Cuando abre la boca se le ve el corazón.

(Lucas 6:43-45).Si antes del siglo XIX, cuando aún no se había desarrollado la microbiología, le hubieras dicho a una persona que analizando una muestra de orina o de heces fecales se pudiera saber qué pudo haber ocasionado una enfermedad en alguien, seguramente habría pensado que estabas loco, o que eras un sucio o que practicabas una nueva forma de hechicería.