¡Ojo con la lengua!

Cuando una persona te confía un secreto es como si te hiciera un depósito muy valioso, por lo cual deberás poner todo tu empeño en no ir a divulgarlo por todas partes. Un secreto es eso, un secreto, no un boletín de prensa que deberás poner en circulación…