(2 Timoteo 3:16-17).

Invitaron a la Biblia a una breve rueda de prensa internacional con estudiantes de periodismo de diferentes países y el primero en hacerle una pregunta fue el de Cuba:

–         ¡Cosa ma grande caballero! Dime una cosa, ¿por qué te llamas Biblia?

–         Porque en griego Biblia quiere decir los libros, es el plural de Biblion, que significa libro. Y me llamo Biblia porque yo soy una colección de libros.

–         ¡Órale! – dijo el mexicano – pues qué onda con tantos libros, ¿y cuántos son?

–         Somos 66 libros divididos en dos grupos, 39 en el Antiguo y 27 en el Nuevo

–         Oíste pues papá – intervino el colombiano – ¿cómo es eso de antiguo y nuevo?

–         El Antiguo Testamento o Antiguo Pacto o Antigua Sangre, son los 37 libros que se escribieron antes de Jesucristo. Y el Nuevo Testamento, o Nuevo Pacto, o Nueva Sangre, son los 27 libros que se escribieron después de Cristo.

–         Ejcuchame ché – expresó el argentino – ¿cuál es el resumen de lo que vos decís?

–         El Antiguo Pacto dice: “El Mesías viene”. El Nuevo Pacto dice: “El Mesías ya vino, se fue pero volverá en breve”. Y todo el libro dice: “Soy tu manual de salvación”.

–         ¡Al tiro po! – habló el chileno – ¿estai muy viejo vos? ¿Cuándo te ejcribieron?

–         El Antiguo Testamento tardó en escribirse 1900 años. El Nuevo sólo 100.

–         Mira mi pana – interpuso el venezolano – ¿y cómo cuántos autores tienes tú?

–         No puedo decirlo con exactitud, pero son más de 40 escritores

–         Pues que sólo te he querio preguntar – dijo el español – en cuántos idiomas te escribieron, porque ahora habéis sido traducida a todos los conocidos

–         El Antiguo Pacto se escribió en hebreo con unas pocas frases en arameo, que era el idioma de Aram, o Siria. Y el Nuevo se escribió en Koiné, un griego popular.

–         Yo también quiero preguntar peeee – habló el peruano – ¿dónde te ejcribieron pee?

–         Fui escrita en tres continentes: Asia, África y Europa

–         Yo tengo una pregunta, tú ve – expresó el dominicano – hay un amigo que es un tigre y él dice que hay Biblias que tienen 75 libros. ¿Cómo e la cosa?

–         Las Biblias católicas tienen nueve libros adicionales que se llaman apócrifos y que aunque no fueron inspirados por Dios sí tienen valor histórico y literario.

–         ¡Bendito nene! sólo quiero preguntal cúando se te añadieron capítulos y versículos

–         En el siglo 16 en París, mi amigo Puertorriqueño. ¡Señores, gracias por la entrevista!

 

Tomado de:
“Devocionales en Pijama”
de Donizetti Barrios
Derechos reservados de autor.