Saltar al contenido principal

¡Ah, si me besaras con los besos de tu boca!

(Cantares 1: 2). Basta con encender la radio para que en menos de un minuto encontremos decenas de canciones que hablan del amor, pero lamentablemente, casi todas, enfocándose en el despecho. Es como si el consumo popular no diera para exaltar la parte positiva, el romance. Canciones como “La Felicidad” del cantautor argentino Palito Ortega parecieran quedar […]

Leer más

¡Ya no hables más del río, tírate!

(Romanos 8:26). No es algo que acontece todos los días. Y para ser sincero, no es algo frecuente, pero cuando pasa, hay que darle toda la importancia que se merece. Sí, cuando vienen unos deseos irrefrenables de tirarse de rodillas y orar y derramar el corazón delante de Papito Dios, hay que hacerlo, de inmediato, […]

Leer más

¡Ojo con la lengua!

(Proverbios 20:19). Cuando una persona te confía un secreto es como si te hiciera un depósito muy valioso, por lo cual deberás poner todo tu empeño en no ir a divulgarlo por todas partes. Un secreto es eso, un secreto, no un boletín de prensa que deberás poner en circulación. Y si alguien te abrió […]

Leer más

A la disciplina, di sí.

(Hebreos 12:5-13). Dios, como padre amoroso y perfecto que es, está interesado en nuestro bien, en nuestro desarrollo espiritual saludable y en nuestra maduración, al punto de hacernos partícipes de su santidad. Y dentro de su labor educativa una de las herramientas que deberá usar es la disciplina, la corrección sabia y oportuna con el […]

Leer más